Eric Lamaze gana la medalla de Bronce en Rio.

584

Sumando su tercera medalla en Juegos Olímpicos, Lamaze fue el mejor representante del Ranking Panamericano agenciando el tiempo más rápido del desempate. (Foto © rio2016.com)

 

Una historia de altas y bajas en la vida personal del canadiense Eric Lamaze, le brindó una segunda oportunidad, donde a base de talento fue poco a poco forjando el éxito, que lo llevó en la conclusión de sumar su tercera medalla olímpica.

Siendo el número 1 del mundo en dos oportunidades (2009-2010) y sin duda todo un espectáculo observarlo cuando entraba a la cancha en compañía del fallecido Hickstead, la vida de Lamaze pasó por dos suspensiones y hasta un intento de suicidio, pero pudo regresar a base de trabajo que le dio la oportunidad en las olimpiadas de 2008 en Beijing, conquistar oro individual y plata por equipos.

Perdiendo terreno considerablemente en el Ranking Mundial desde el año 2012 y prácticamente quedando sin buenos caballos de Gran Premio que le permitieran defender posiciones, tuvo que asistir a las olimpiadas de Londres con la yegua Derly Chin De Muze, pero Canadá no tuvo mayor suerte en esa oportunidad.

Ya en Rio y participando en esta oportunidad con la yegua de 13 años Fine Lady 5, fue a penas en mayo de 2014 que Lamaze comenzaba a saltar con el ejemplar consiguiendo varias victorias, pero su resultado más significativo fue un tercer lugar en el Gran Premio  CSI 5* de Chantilly, demostrando que había calidad.  Un mayor trabajo en el 2015, dejaba claro que la yegua tenía también condiciones para ganar en pruebas de velocidad con varios triunfos en Wellington un un tercer puesto en el Rolex Gran Premio de Ginebra.

Siendo siete las victorias para la yegua en este 2016, todo estaba listo para su participación con el jinete canadiense ganador de dos medallas olímpicas, completando la primera ronda en cero faltas.  La segunda salida que valía para la primer vuelta de la prueba de equipos, servía para sumar su segundo cero y no defraudaban en la tercera ronda, constituyéndose en el único competidor que mantenía su cuenta perfecta y lideraba la tabla de posiciones para la ronda final.

5rzcRwk8

En un gran ambiente llegaba la hora de la verdad y cuarta ronda en disputa, la que sencillamente determinaría los tres medallistas individuales, luego que Francia, Estados Unidos y Alemania hicieran lo propio en la competencia por equipos.  En definitiva fueron 15 los que lograban terminar en cero faltas, dando paso a la Ronda B, que terminaría en un empate de seis binomios clasificados al desempate.

Lamaze sabiendo lo veloz de su caballo trazó una estrategia que lo enviara a lo más alto del podio, más aún contando entre los clasificados con un rápido Kent Farrington y dos de los favoritos como eran el suizo Steve Guerdat y el sueco Peder Fredicson.

Fue así como llegaba la gran sorpresa de la tarde, no por no poder ganar la competencia, y menos aún por no tener la calidad en lograrlo, sino por el hecho de estar en franca recuperación su caballo Big Star y la falta de buenos resultados que poco había tenido este año Nick Skelton, resultando ganador de la medalla de oro.

Último en el orden para mayor protagonismo y suspenso estaba Eric con la yegua, sabiendo que el tiempo empleado por Skelton no era nada sencillo de desplazar y rebajar, pero no se salió de su estrategia deteniendo el cronómetro 73 centésimas de segundo por debajo, pero lamentablemente derribaba el penúltimo obstáculo que lo enviaba directo al tercer lugar, sumando su tercera medalla en olimpiadas y curiosamente coleccionando una de cada color en el metal.